¿Qué tratamientos me puedo realizar con ácido hialurónico?

0
37

El ácido hialurónico en medicina estética, está indicado para rellenar arrugas o zonas que han perdido volumen. Es un tratamiento indoloro y seguro.

Es funcional para diversos tratamientos que pueden ser aplicados en los ojos, labios, la nariz, en las cejas y la frente, en las manos, mejillas o pómulos. 

El ácido hialurónico está en distintas partes del cuerpo de forma natural, con el paso del tiempo, nuestro organismo deja de producirlo naturalmente, es así como la piel va perdiendo elasticidad y vitalidad. 

Los tratamientos de relleno con ácido hialurónico se utilizan para combatir los signos del envejecimiento a través de inyecciones en zonas específicas. 

Te puede interesar: Beneficios de la toxina botulínica 

¿En qué casos se utilizan tratamientos con ácido hialurónico? 

El ácido hialurónico es compatible con pieles jóvenes y maduras, con el fin de eliminar  arrugas, aportar volumen, dar elasticidad o hidratación.

Es un tratamiento preventivo en pieles jóvenes, ya que aunque no hay signos de envejecimiento, se puede aplicar en pequeñas cantidades para prevenirlas. 

Hay diferentes tipos de ácido hialurónico, los cuales se pueden elegir según el tratamiento de cada paciente, la zona a aplicarlo, la piel y la edad. 

¿En qué zonas podemos aplicar ácido hialurónico? 

Este tratamiento se puede aplicar en prácticamente todas las zonas del rostro, sus usos son variados con múltiples propósitos, veamos algunos: 

  • Tratamiento de ojeras, párpados o flacidez alrededor de los ojos
  • Diseño de labios, volumen y definición
  • Rinomodelación, diseño de nariz sin cirugía 
  • Combatir las arrugas en el rostro
  • Afinar o agrandar la mandíbula 
  • Definición de mejillas
  • Rejuvenecimiento de las manos 

Te puede interesar: ¿Cómo es el proceso de aumento de labios?

¿Qué debes tener en cuenta para realizar tu tratamiento con ácido hialurónico?

En Benessere Tuluá, medicina estética y profesional, en primer lugar realizaremos una exploración de la zona a tratar, de modo que podamos hacer un diagnóstico responsable. 

De igual forma, revisaremos tu estado de salud en general, las expectativas del tratamiento y así definiremos la mejor opción para ti. 

Este tratamiento no requiere quirófano, por lo que la realización del mismo es sencillo y seguro, el relleno se realiza a través de microinyecciones, usamos anestesia tópica con el fin de evitarte dolor. 

Una vez finalizamos la aplicación del tratamiento, no quedarán marcas, pero es posible que se de una leve inflamación. 

Aunque es un tratamiento sencillo, deberás tener algunos cuidados como evitar esfuerzos, no exponerte al sol, entre otros. 

Su efecto se percibe desde el primer instante y los resultados se vuelven completamente visibles tras dos semanas. 

Es posible que se requiera repetición en las sesiones de tratamiento, dependiendo de la zona a tratar. También debes saber que el efecto del tratamiento puede durar hasta 18 meses. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí