Toxina botulínica

La inoculación intramuscular de neurotóxica botulínica (NTB) se viene realizando desde 1977, para tratamientos de alteraciones de la función muscular, con un alto margen de seguridad y siendo una alternativa válida para la cirugía, por esto último es que tomo un gran auge en tratamientos estéticos en patologías de arrugas de expresión, estéticas y dinámicas hiperhidrosis, por su fácil uso, y su bajo índice de reacciones adversas

su mecanismo de acción se debe a la producción de una parálisis flácida muscular transitoria, con un inicio de acción progresivo en 72 hs, un máximo de intensidad a los 7 a 15 días y una duración de 3 a 4 meses, cuando su efecto empieza a decaer hasta recuperarse por completa la función muscular, por esto es que se debe realizar los tratamientos seriados o repetitivos para obtener resultados duraderos. Si agrupamos los pacientes en diferentes modelos según su función muscular, podremos predecir la duración de ese efecto e informar adecuadamente a los pacientes.

Solicita una Cita